Ni muy comelones ni Golosos

 







Los desordenes Alimenticios frecuentes en Navidad.


Es por un elemento en común existente en todo tipo de desorden alimenticio. Es la presencia inherente y constante de la baja autoestima. Las victimas de este desorden tienden a caracterizarse como "adictos" a la comida, utilizando los alimentos al ingerir como una forma de protegerse y de huir de sus emociones. Así llenan el vacío interno y manejan el estrés diario y los problemas en su vida. Quienes son comelones compulsivos suelen estar en sobrepeso y son consientes de esta anormalidad.


Los malos hábitos alimenticios.

Las personas que tienen estas malas costumbres, la tranquilidad que encuentran con la gula resulta ser mínima y efímera por la tendencia social a estereotiparlos como simples."individuos en sobre peso".

Frases como "!solo debe de hacer dieta".

Son tan devastadoras emocionalmente para un comelón compulsivo, como para un anoréxico lo seria el decirle "¡solo come!". Las victimas de este desorden no están en menos peligro qu un anoréxico o un bulimico.Los riesgos para la salud incluyen, entre otras cosas, ataques cardiacos a edades prematuras, alta presión sanguinea,colesterol elevado. Daños o perdida del riñòn,artritis y deterioro del sistema oseo.Hombres, mujeres y niños se esconden dentro de la apariencia física como comedores impulsivos.